24 ago. 2011

Siempre he pensado que el amor es algo que llega, que no se busca y que te sorprende. Y de repente apareces tú, revolucionándolo absolutamente todo, cuando no te esperaba, cuando me había acostumbrado a estar sola. Por un lado me gusta que me dejes sin palabras, es algo que pocos consiguen, me gusta estar contigo, que me hagas reír y sobre todo me gusto aquel chico que mostraba sus sentimientos. Me gusta que seas diferente a los demás. Sabes aun me cuesta creer todo lo que ha pasado, recuerdo perfectamente el momento en el que hablamos por primera vez, todo estaba lleno de misterio, que ya quedo resuelto. Pero tengo tanto miedo, de ser una más de esas con las que juegas. Tengo miedo a volver a pasarlo mal, a que me hagas daño. Incluso de no ser lo que te esperas. Tengo miedo de hacerme ilusiones de nuevo, de quererte. Ahora cada minuto que pasa más te apoderas más y más de mi mente, de la que ahora mismo no sales ni un momento y sinceramente no se si eso es bueno o malo…

No hay comentarios: