28 oct. 2011


Y  un día la  vida te da un vuelco, aprecias lo que nunca apreciaste, amas lo que nunca creíste amar, tienes lo que nunca tuviste, consigues lo imposible y pierdes aquello de lo cual crees que puedes prescindir.
Pero pasan los años y te das cuenta que aprecias cosas entupidas, amas algo imposible y perdiste lo mas importante. Eras superficial en todos los aspectos, y querías más un collar de perlas que un beso robado por la mañana, pero algo había en ti que con el paso de los años que no cambio, y era el, el cual te seguiría a cualquier sitio, el que mas te apreciaba, el que siempre te amo, el que siempre tuviste, con el cual nada es imposible y de cual  nunca seria capaz de prescindir.
 Siempre fue especial, pero nunca fue nada, nunca llegaría a ser nada, todos dicen que desde siempre era dos locos enamorados, dos futuristas sin fin, pero nunca los vieron besarse en público ni cogerse de la mano por la calle, estaban el uno para el otro en cualquier momento y en cualquier sitio, eran uno.
Y de repente la vida te da un vuelco, y aprecias lo que nunca creías que podrías apreciar y te das cuenta de que era lo que siempre amaste, pero se ha ido, puede que los años hayan podido con el pero estaba claro que su perdida iba a acabar contigo, que te hizo mil y un regalos y ya no tienes ninguno, que se los a llevado consigo, por que ese apoyo, esos abrazos y besos al despertar solo  los podría dar el y se ha ido, el era el regalo mas grande, el vuelco mayor que le podrían haber dado en la vida, y lo había perdido. 



No hay comentarios: