16 dic. 2011


Hacía ya tiempo que la navidad sólo me traía sueños por cumplir y la compañía de unos desconocidos que únicamente hablaban de lo triste que había sido su infancia mientras me reprochaban por empezar a vivir la mía. Admito que la emoción que sentía al abrir los regalos era igual que la de cualquier niño de mi edad, pero el vacío que experimentaba al descubrir que dentro de cada regalo estaba lo que yo había pedido, era mayor. 

¿De qué vale obtener todos mis deseos junto a unos desconocidos, si mi sueño de regresar con mi familia estaba aún por cumplirse?

3 comentarios:

Stephi;La preciosidad de este mundo dijo...

Hooola estaba buscando un blog que lo tubiera y te encontre.Tengo un blog y publico cosas claro,pero se estan copiando y he buscado en google y todo lode body y eso en la plantilla pro no me deja guardar la plantilla.Podrías ayudarme?Por cierto bonito blog.Un besomi blog es: stephimimundo.blogspot.com

Ángela dijo...

Pues mi solución es que lo intentes muchas veces, porque a mi al principio también me ocurría lo mismo, y un día, pues sin más se guardó.
Espero haberte ayudado.
21#

Stephi;La preciosidad de este mundo dijo...

Gracias:)