16 dic. 2011

Te miro a los ojos y descubro como poco a poco empiezo a flotar, has desafiado a la gravedad con tu mirada, la luna empieza a separarse de la tierra, la tierra se vuelve independiente del sol,-ya no te necesito para sentir calor- le informa la tierra al sol. La hierba empieza a moverse sola sin la ayuda del viento, este se rebela contra las corrientes marinas y empieza a componer nuevas sinfonías con la ayuda de los juncos de la orilla del río  Empiezo a desprenderme de mi corazón para unirme al tuyo, ya no respondo de mis actos y no puedo razonar, admito que el color de tus ojos me ha desorbitado y que tu mirada es el límite de la gravedad por la que en este momento estoy flotando entre tus brazos.


No hay comentarios: