3 ene. 2012

 
 Nunca sabes lo que tienes, hasta que lo pierdes.
CORRECCIÓN: 
Siempre lo supiste, pero nunca pensaste que lo perderías.

No hay comentarios: